Posteado por: LizardQueen88 | octubre 26, 2007

Extraños en la noche… (p.II)

El cantar de un grillo rompió el extraño silenció que se estaba produciendo de ventana a ventana, y el alma del otro extremo del patio preguntó su nombre… Eva se apresuró a contestar… Daniel… prosiguió este… 
Ambos bajaron la cabeza al unísono… no sabían qué decir…qué hacer… apenas sabían lo que debían sentir en aquella situacion tan relajante y a la vez angustiosa.

De nuevo, fué Daniel quien retomó la palabra, probablemente no fue la pregunta más adecuada, pero la curiosidad le acechaba por dentro, necesitaba saber por qué… qué era lo que había llevado a otra persona a querer cometer ese acto tan atroz, un atentado contra la vida, un atentado contra tu propia esencia. Algo que es fácil aceptar de uno mismo y casi impermisible de otras personas, nunca somos totalmente empáticos…

-¿Qué haces aqui?- Fue su pregunta exacta – Contemplar las estrellas…

Daniel quedó perplejo durante unos minutos, le había parecido una respuesta demasiado fria, para esa situación en la que el alma habia sido revelada, como en una partida de Poker, en el último momento, cuando se desvela la jugada, solo que esta partida apenas duró una mano…

Insistió en su pregunta, se dirigió a ella con un tono comprensivo y le dijo que no tenía nada que temer, alguien que estaba en su misma situación no es nadie para juzgar ese descarnado acto. Eva en seguida entendió que se habían convertido en confesores recíprocos de los aspectos más oscuros del alma, asi que esta vez, apresuró su respuesta y lo confesó todo entre suspiros y miradas al vacío:

“No se me da bien contar historias, quizá con mi escaso vocabulario y mi personalidad retraida, te resulte dificil captar la esencia de mi historia, pero confío en que lo conseguirás… y de un modo u otro… te sentirás identificado.

¿Sabes lo que es sentir que alguien te ha robado las piezas que te faltan del rompecabezas de tu vida y las ha destruido para siempre? (Preguntó mirando por primera vez fijamente a Daniel…) Veo por tu cara que sí… Bien, las piezas que me quitaron, me arrebatarón cruelmente fueron las de mi corazón, lo hicieron sin tener en cuenta mi capacidad de amar, si me hubieran arrebatado ambas cosas, sería feliz en una existencia mediocre, pero tener la necesidad de algo, y que llegé un momento en el que descubras que es algo que jamás tendrás… es lo más terrible que le puede suceder a una persona; la privación de los sentimientos básicos y necesarios para la supervivencia…

He pasado momentos en mi vida terribles, muertes, problemas familiares, muchas cosas que algunas personas jamás podrán imaginar… Pero lo acabas superando o poniendo remedio, es duro, no lo niego… pero lo superas con la esperanza de lograr algún día un sentimiento parecido a la felicidad… más tarde, descubres qué es lo que te haría feliz… y más tarde te despojan de todas esas posibilidades…”

Acabó su soliloquio desesperado con los ojos rebosantes y las mejillas empapadas nuevamente de lagrimas, esta vez no eran heladas… simplemente fluían desde el lacrimal, dibujando una linea recta hasta el contorno de su rostro, donde se prepararia para desviar su rumbo ligéramente para acariciar una parte de su cuello y finalmente reposar en su clavícula, formando un pequeño charco de tristeza reposando cerca de los latidos de su corazón.

LizardQueen88


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: