Posteado por: LizardQueen88 | octubre 22, 2007

Internet, ¿Una nueva droga?

Internet, una herramienta de trabajo y ocio muy extendida en la sociedad de consumo, tiene tantas utilidades como una navaja multiusos, a día de hoy nos resulta inconcebible un solo día sin encender un PC. Pero… ¿Es recomendable el uso continuo de este recurso?

Cada día llega a nosotros información divulgada a través de diversos medios de comunicación, ya sea la televisión, los periódicos, las revistas, la rádio, incluso… irónicamente, Internet, a cerca de personas que hacen del uso, una dependencia y más tarde, esta dependencia pasa a ser una adicción… ¿Podemos entonces hablar de Internet como la nueva droga del siglo XXI?

No existe aún un prototipo bien definido de un adicto a Internet en cuanto a edad y sexo, pero lo que es cierto es que las nuevas generaciones muestran mayor competencia con las nuevas tecnologías que sus mayores, es un hecho innegable, a los más jóvenes les gusta pasarse horas frente a una pantalla de ordenador para pasar sus horas de ocio, dejando de lado otras actividades como la lectura, el deporte, los juegos, las relaciones con otros jóvenes de su edad… Ellos son adictos potenciales, bien pueden aprender a controlar el tiempo que pasan on-line, o bien acabar obsesionados e hipnotizados por este aparato informático.

Pero no solo los jóvenes son los únicos expuestos a esta tentación, los adultos no se quedan exentos, especialmente aquellos con algún problema de aceptación social, otras patologías, seres introvertidos… hay de todo…

No es fácil distinguir un adicto solo con un par de estudios, pero si que es verdad que por lo general muestran ciertos rasgos comunes que podían llevarnos a pensar que un individuo sufre esta adicción, tal y como dice el estudio de K.S. Young, que afirma que se podría calcular el grado de adicción si el individuo a estudiar responde afirmativamente a una estas preguntas:

  • ¿Se siente preocupado por lo que ocurre en Internet y piensa frecuentemente en ello cuando no está conectado?

  • ¿Se siente preocupado por lo que ocurre en Internet y piensa frecuentemente en ello cuando no está conectado?

  • ¿Siente la necesidad de emplear más y más tiempo conectado para sentirse satisfecho?

  • ¿Es incapaz de controlar el uso de su conexión?

  • ¿Se siente inquieto e irritable cuando intenta disminuir o eliminar sus salidas al ciberespacio?

  • ¿Se conecta para escapar de sus problemas?

  • ¿Miente a sus familiares y amigos en lo relativo a la frecuencia y duración de sus conexiones?

  • ¿Corre el riesgo de perder una relación importante, un trabajo, una oportunidad académica o su carrera por el uso de la red?

  • ¿Sigue conectándose después de pagar facturas importantes por sus conexiones?

  • ¿Cuándo pasa un tiempo se siente más malhumorado, irritante o deprimido?

  • ¿Permanece conectado durante más tiempo del que tenia pensado inicialmente?

Pero no es lo único que debe guiarnos para decidirlo… es algo mucho más complejo… hay que hacer un estudio más a fondo del individuo, perfiles…

Las páginas frecuentadas por estos individuos, suelen ser muy variadas, unas veces, son inofensivas en principio(hasta que llega la obsesión) y otras, son totalmente deplorables y potencialmente dañinas, lo peor de todo es que muchas veces su contenido no está regulado… Pero no es el tema que nos ocupa, lo que nos ocupa es la tipología de estas páginas, un ejemplo pueden ser los foros y chats, una persona que tiene problemas de integración en la vida diaria, puede encontrarse con un colectivo de personas que encuentren de este una persona fascinante, este puede llegar a sentirse aceptado y esto crea dependencia de elogios de personas que ni siquiera ha visto jamás… También son habituales las famosas páginas de juegos online, descargas ilegales de propiedad intelectual, redes de pornografía, páginas de contenido violento y propagandístico…

Actualmente no existe una regulación sólida de los contenidos de las Webs, se está trabajando en ello, pero mientras tanto la sociedad debe tomar conciencia y ayudarse a si mismo y a la sociedad, en especial a esos colectivos susceptibles a estas adicciones… Debemos actuar antes de que verdaderamente pase a ser algo mas serio de lo que ya es y pase a convertirse en una nueva forma de drogodependencia.

“Parte de la información esta extraida de esta página


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: